ADIÓS PLUMITAS, FUE BONITO MIENTRAS DURÓ

Que de sus manos saliera el mundo al que quiero pertenecer, la sonrisa de un niño, el cantar de un pájaro, la suave brisa, el mar que la limpia y que trae de vuelta ese pájaro a mis manos, pues sus plumitas dan cobijo a mi alma y razón a mi ser, ese ser que no pertenece a nadie y no se deja ver, quebradizo, volátil, tenue y eternamente sensible
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s