… A MANUELA

Nos abandonaste sin apenas hacer ruido, con la discreción que te caracterizaba, con la amabilidad propia de un ser estimado y querido, con el sufrimiento por no poder abrazar a quienes más amabas y que no te han querido… algo incomprensible porque… ¿quién no podia querer a Manuela?, ¿qué ser maligno podia apoderarse de esas almas perdidas para no dejarlas que se acercaran a tí, cómo tú hubieras querido?. No te ha matado una enfermedad, no, te ha matado el olvido, la soledad, la incomprensión, la maldad de la que bebias sin quererlo, a la fuerza, sorbo a sorbo, incluso a trago, aún sabiendo que un buen dia te irias así sin más, sin poder expresar todo lo que tu corazón guardaba pero los que más te conocíamos y que más cerca hemos estado de ese corazón herido sabemos perfectamente lo que has tenido que pasar, las lágrimas que has tenido que secar sin tener apenas ganas de luchar. Con lo bien que hubieras vivido en tu casita del pueblo rodeada de tu gente, tu familia, vecinos, amigos, todos a tu alrededor escuchando tanta sabiduria y tanta lucidez propia de una persona culta, lo que eras tú, una persona con una mente privilegiada y de sentimientos nobles, esa has sido tú, querida Manuela, un ser especial, a la que Nunca Nunca Nunca vamos a olvidar. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s