Archivo de la etiqueta: Muñecos

DEVOUTDOLLS by SARA LANZILLOTTA


Sara Lanzillotta es la artífice de todas estas maravillosas creaciones y muchas más que podréis encontrar en su Web. Son piezas únicas confeccionadas de manera artesanal y cuidadas hasta el último detalle. Yo me he enamorado de estas adorables criaturas pero ya os comento que si entráis en su Web no sabréis por cual decidiros. También realiza encargos especiales, es decir, le puedes pedir que te confeccione un muñeco con las características que tú desees.¡Me encantan estos payasetes!¿Qué os parece Beetlejuice?Mi adorada Frida Kahlo… maravilloso¡Me encanta este pollito!Y este Bambi es tan adorable…                       Y en azul celeste….                                                                                                         Pins Mi gustar…Mi gustar también…Mi gustar…Mi gustar, ains….Parece que me esté diciendo: “llévame contigo”

                                           ¡Adorable!                                                                                                                                  (Todas las Fotografias aquí expuestas son propiedad de Sara Lanzillotta)                                                                                                                               Visto en Devoutdolls

Anuncios

MI HERMANITO Y SUS “PAYASOS METÁLICOS”

Doce son los Caballeros del Zodíaco que tiene mi hermano. A mí me gustan mucho por el brillo tan bonito que tienen sus armaduras y quedan preciosos ahí puestecitos en una vitrina o un estante. Ahora vuelven a estar muy en auge y algunos alcanzan unos precios prohibitivos por ser unidades limitadas y difíciles de encontrar. Mi hermano se quiere hacer una buena Colección pero no quiere pagar cantidades desorbitadas por un determinado muñeco. Además ésto es cómo todo, han estado años guardados cogiendo polvo en las tiendas y de pronto alguién los pone de moda y la venta se desmadra. Muchas veces somos nosotros mismos, los que los coleccionamos, los principales “culpables” de que lleguen a alcanzar unos precios tan elevados porque no dejan de ser muñecos o “Payasos Metálicos” tal cómo los llama alguno que yo y mi hermano sabemos.